pctroll { jorge palacios }

desarrollador de juegos, programador, investigador de IA

Reseña: Indie Game The Movie

No, ésta no es otra reseña de Indie Game: The Movie que echa el resumen del documental intentando no hacer spoiler de lo más importante para incentivarte a que la veas, si aun no lo has hecho. Es mi forma de ver la película, quizás con varios spoilers, trayendo a colación mis experiencias y visión de las cosas (y pienso que deberías verla de nuevo si ya lo hiciste).

Al momento de escribir esto ya he visto la película 2 veces y estoy en medio de la tercera (sí, la he visto por partes que si en la mañana o lo que me queda en horas de almuerzo). El punto es que siento que hay tanto que se puede sacar de la película, que no me basta con verla una sola vez; incluso ha tenido cierto aire moralizador y sanador en estas últimas 2 semanas que han sido fuertes para mi.

De las conversaciones que he tenido con Julián y Ciro sobre el tema del desarrollo indie, les pregunté a ellos en algún momento sobre cómo hacen estas personas para poder sacar un juego. ¿Es que tienen otros trabajos para poder mantenerse mientras tanto?, ¿cómo distribuyen su tiempo?, ¿cómo consiguen financiamiento?, a lo que normalmente conseguía respuesta tipo “como estamos haciendo nosotros, Jorge; buscando aquí y allá” o sencillamente “bueno chamo, echándole bolas…”. Y sí, ésas son las respuestas. Indistintamente del alcance de la industria en esos países y Venezuela, así como los tipos y magnitudes de los problemas socio-económicos, ésas son las respuestas.

afro

Algunos dicen que me identifico con este pana, y es verdad jajaja

Hay algunas situaciones, obviamente, con las que me siento identificado. Primeramente cuando se menciona que Tommy está sin dinero y Edmund comienza a quedarse ya sin él. ¿Por qué? Luego de obtener mi título de pre-grado, he tenido un par temporadas (afortunadamente cortas) en donde he tenido que regresar a un estatus de mantenido al 100% por no tener una fuente de ingresos, al punto de pedir a mis padres de nuevo por dinero para cargar saldo a la línea del celular y rechazar salidas con mis amigos por no tener dinero ni para un refresco.

Capaz es una tontería, porque hay personas que han tenido que comenzar a trabajar desde chamos, incluso en paralelo con sus estudios universitarios y es algo admirable. Un título universitario no es una condición que te asegure trabajo o sea necesaria para obtener uno, pero lo mínimo que se espera de alguien graduado es que comience a buscar las vías para independizarse y son momentos que fueron incómodos para mi.

edmund mcmillen

Desde pequeño mi madre me ha dicho que “a veces perdiendo, también se gana” y no lo había entendido por muchos años, sino hasta que experimenté el mercado laboral. Yo aprendí rápido el tipo de sitios en donde puedo trabajar a gusto, y honestamente no es en un banco o una consultora de software, a pesar que en promedio estos puestos son bien remunerados. Lo que me ha quedado de aprendizaje es que si por algún motivo no puedes arrancar trabajando en lo que te gusta, al menos comienza por adquirir experiencia en un sitio donde te sientas a gusto y que te de pie a desarrollar habilidades para llegar donde quieres estar (sea en la empresa de otro o por cuenta propia).

Es en este punto donde hago enlace con Jonathan Blow y su búsqueda de querer hacer lo que quiere. Cabe destacar que el pana tiene más de 20 años haciendo juegos y, aun así, no estaba del todo satisfecho con lo que estaba realizando. Cada quien va a su ritmo, mas quiero hacer énfasis es en que debemos mantener vivas nuestras ambiciones y metas.

No importa cuan lento vayas, siempre que no te detengas.
– Confucio.

Más de uno de nosotros ha tenido una ronda seguida de malas rachas como la tuvo Phil y relaciones de pareja con momentos duros como Edmund y su esposa Danielle. Se trata de hacer esfuerzo y algunos sacrificios. Tommy en algún momento dice algo como: “para lograr grandes cosas, sacrificios igual de grandes deben hacerse”. Y ahí mi punto, eso no aplica para el desarrollo de juegos solamente; aplica para cualquier aspecto en la vida.

Desde la primera vez que vi esa parte de la película recordé una sesión de chat con Jorge Bernadas, un pana que ahorita está trabajando en Google. Jorge me comentó que hubo una época en donde su vida social era mínima ya que estaba apretado terminando sus estudios, más el trabajo, más los maratones de programación y su vida de pareja; pero al final valió la pena el esfuerzo.

phil fish

Si bien en Estados Unidos y Canadá hay una industria super establecida, las cosas no son tan utópicas como pueden parecer. La oficina donde aparecen Phil y Renaud es una oficina casi “cualquier vaina” (pausen la película y detallan las tomas). Los monitores son finos y tal, pero tampoco son unos maquinones según lo que veo. Tienen lo necesario para trabajar. Edmund y Tommy no sólo trabajan a distancia porque viven en sitios distintos, sino que alquilar o comprar una oficina es costoso en cualquier parte del mundo.

jonathan blowCiertamente Jonathan Blow y Phil Fish están un poco fritos, y eso está bien; pero en estas latitudes es un poco más familiar una situación como la de Edmund y Tommy. Al final del día los desarrolladores de juegos (indie o no) somos personas como cualquier otra; gente que está ahí, pateando la calle, el código y los píxeles para hacer lo que les gusta porque no nos vemos haciendo otra cosa en el largo plazo.

Si tuviese que resumir la película en una palabra, sería perseverancia.

Créditos imágenes: Sitio oficial de Indie Game: The Movie.

2 Comentarios

  1. Sabes que te identificaste con el negrito xD

Deja un comentario